jueves, octubre 26, 2006

Rosenvinge en Concierto

Anoche asistí con amigos a la actuación de la delgada y pálida Christina. Durante todo el periodo de tiempo que duró el concierto, quedé atrapada agradablemente por sus canciones que me llegaron mucho más de lo que esperaba. Christina ya no es la misma inocente niña que formaba dúo con Alex ni la chica de Los Subterráneos. Después de unos cuantos años viviendo en NY y con 3 discos en solitario ha evolucionado por otro camino. En esta etapa neoyorquina se aprecia la influencia de sus amigos Sonic Youth y su compañero Ray Loriga.

La sala estaba totalmente llena... Christina y sus músicos formaron un cuarteto con base rítmica notable de bajo y batería. Al tiempo ella nos deleitaba con momentos más frágiles y susurrantes de voz, acompañada de teclado, y otros más marcados y trepidantes de guitarra. Secundando su voz los coros de uno de sus músicos que se ayudaba de varios instrumentos según la ocasión. Violín, xilofón, flauta, guitarra acústica o eléctrica y todos ellos tocados magistralmente.

Comenzaron con Continental 62 pasando por canciones como A Liar to Love entre otras y acabando con la primera de su próximo disco. La mayoría cantadas en inglés y unas pocas en castellano, en total fueron 12 temas y, tras una ovación, 2 canciones más.

En persona impresiona físicamente pero se cree demasiado auténtica. Una princesita que va un poco demasiado de mística.


8 comentarios:

Islintong dijo...

Me gusta tu blog!
Yo empecé a hacerme uno y elegí justamente este modelo con los circulitos (como ves, tenemos bastante más en común de lo que piensas).

Con respecto al concierto de ayer...a mí no me gusta la pálida Christina pero no le quito mérito a la chica. Al concierto al que sí quiero ir y en el que espero verte es el de "Surfin' Bichos" el próximo 26 de noviembre. De todas formas, iremos hablando, que me he aficionado a esto de los blogs e iré visitando el tuyo todas las semanas.
Un beso enoooorme.
Mar

Patty Diphusa dijo...

Yeeehh Mar! ¡Qué sorpresa!
Gracias por tu post. Pues me gustaría ir a los Surfin´ Bichos porque en el MIMED me gustaron y me lo pasé muy bien pero el mes que viene está cargado de conciertos... A ver si voy y nos vemos. Ya te avisaré.
Besos

El pesado antes conocido como usuario dijo...

Me alegro que os gustara el concierto de Cristina. Yo me quede en casa viendo el furgol y celebré la victoria emborrachándome con Couldina.

No me extraña que estuviera lleno el concierto, ya que me encontré a Raúl en el metro e iba a rebosar, yo creo que seguramente todos iban a ver a la huesudica.

Un beset Patty y otro para Mar!

Patty Diphusa dijo...

Oohhh!!! El furgolero malito y yo viendo a la sosainas de la Rosenvinge. Pesado no eres, más bien uno de los que más postea y mi usuario preferido. Cuidate. MuaMuack!!!

Islintong dijo...

Furgolero,¿tengo el honor de conocerte "in person"? de todas formas, un beso para ti también y a cuidarse.

Boom dijo...

Hola Patty (y hola furgolero griposo)
Ya sabes que yo entré en aquella capilla(?) sabiendo de antemano que la frágil muñequita de porcelana (y no sé si añadir diabólica por lo de su pacto con el diablo...) me iba a gustar tanto como su disco. Al salir aún me fui con mejor impresión. El elenco de músicos, incluida ella, era muy bueno.
Sus susurritos a veces invitaban a la ensoñación, aunque viste que en ocasiones los susurros se tornaban bastante cañeros con las guitarras...
En fin, en resumidas cuentas me gustó. Y si ella se da al misticismo, pues que nos pase al potranco de su marido... ¿no? jaaaaa!

Besos! (furgolero, a ti de lejos, que no quiero que me contagies)

Patty Diphusa dijo...

Hola Boom,

Me encanta que te pases frecuentemente por aquí a escribir. Al fin y al cabo esto empezó como una prueba para tu gran proyecto de blog, no?

El directo estupendo pero pinta de muñequita diabólica si que tiene "la chica de 42" y su marido un poco prepotente pero que nos lo pase, que nos lo pase... jajaja

Besets

Islintong dijo...

Que bueno, has posteado en mi blog!! Ya empezaba a cansarme de leer siempre mis chaladuras...

Pásalo muy bien en Roma (sabes que es mi ciudad favorita). Yo tengo muchas ganas de volver. Espero que te acuerdes de mí un poquito cuando pasees por sus calles adoquinadas y que te traiga tan buenos recuerdos como a mi cada vez que vuelvo. Un beso a los dos.