jueves, febrero 22, 2007

Metamorfosis de La Fura dels Baus

El sábado pasado estuve en el teatro Olympia disfrutando de Metamorfosis, un espectáculo de La Fura dels Baus.

He tenido la semana bastante movida y aunque tenía ganas de comentar algo del tema, me ha sido imposible encontrar un hueco para el blog.

Pero volviendo al asunto y como iba diciendo, se representaba La Metamorfosis de Kafka pero desde una visión furera. Aunque en el libro aparece más clara la metáfora surrealista del insecto, en esta historia el personaje de Gregor no aparece como tal pero se siente y se ve a sí mismo como un insecto, igual de despreciable e incapaz de contarle a los otros lo que le pasa.
Aunque no me gusta desvelar las historias creo que esta es por todos conocida… En este caso, lo interesante es presenciar la puesta en escena.

El protagonista pasa de ser una persona admirable con una vida respetable a encontrarse sólo, herido, abandonado por sus amigos y compañeros de trabajo. Con una familia que no sabe como actuar y víctima de la desgracia y el miedo al mundo exterior.

Se pueden hacer muchas lecturas. Habla de la sociedad en la que vivimos y hace pensar en la situación en la que se puede encontrar una persona, en lo difícil que puede ser ayudarle para algunos o incluso lo desapercibida que puede llegar a ser para otros.

Como ya había estado viendo a la Fura en un espectáculo callejero, antes de llegar al teatro, ya llevaba una imagen en mi mente de lo que iba a presenciar aquella noche pero me equivoqué totalmente. No era La Fura tan espectacular ni performera que esperaba, era más teatro pero con matices diferentes. Lo original es que se integran elementos teatrales con audiovisuales.

La escenografía es distinta a la del clásico y puro teatro. Un enorme cubo de cristal simboliza la habitación donde se desarrolla la situación insostenible que vive el protagonista. A este cubo, se le da vueltas. Tiene varias ventanas y puertas en todos sus lados pero Gregor no puede escapar, ni siquiera lo intenta. Eso era lo más llamativo y atrayente del escenario. El resto de la casa donde vive la familia se representa con escaso mobiliario. Unas simples sillas, mesas y lámparas recrean las diferentes escenas.

Me gustó, fue algo diferente. La próxima vez que venga La Fura a Valencia con un espectáculo nuevo, no lo dudaré, seguro que vuelvo.
.


7 comentarios:

Zazu dijo...

Ay, ya llevaba yo días esperando que comentaras algo de la Metamorfosis!(sé lo de la semana complicada!). Yo también estuve este finde pasado, y coincido en que todos creíamos que el espectáculo iba a ser más "furero", y fue mucho más "clásico"; creo que acertaron, porque era tanta la carga existencial que merecía no ser eclipsada por el impacto visual.
Si tuviera que hacer un resumen de lo que sentí sería: asfixia existencial.
Habla de trenes que pasan y no se cogen, de cobardía para cambiar de vida aunque la que tengas te hastíe, de soledad e incomprensión, de hermetismo y aislamiento por desconfianza a recibir ayuda adecuada, de falsas expectativas de los que nos rodean, de frustración al verte sustituido....
No me enrollo más, que da para mucho; a mí también me gustó y me hizo pensar y disfrutar de la puesta en escena, qué más se puede pedir?
Ah, ya lo sé: aprender algo.....estoy en ello.

Saludos, cuñada!

kopache dijo...

!Qué envidia! Lástima que los virus me dejaran pegado al sofa, tiene muy buen pinta por lo que contais.
Pa una vez que intento salir del fútbol y del cine, y me sabotean, jo!

Phusa dijo...

Hola Guapa! Zazu, estoy de acuerdo en todo lo que comentas… La obra no necesita de impacto visual, transmite perfectamente esa sensación de agobio, sufrimiento, angustia… y todo lo que comentas arriba.

Kopache, te hubiese gustado pero no te preocupes que a la próxima vuelvo contigo.

Besitos a los dos!!

Mandy dijo...

Jo vaig evitar anar...m'hauré d'arrepentir??!!! A mi és que la Fura em van crear un trauma vers la pròpia companyia que encara no he superat. Va ser a Sueca, en un pavelló esportiu tancat, amb una multitud de gent i sense llum. Tots vagàvem sense rumb en la pista central i tots, SENSE SABER-HO, érem personatges de la performance que allí es va crear. Entre sorolls estrepitosos, flaixos de llums que enfocàven puntualment una escena de sexe, de violència sanguinària o de coctail de vida desenfrenada, se'm presentaven sense avisar monstres que m'agafaven del braç o de la cama. Mai abans havia experimentat la sensació de pànic en estat pur, supose que eixa era la intenció i la de fer-me pensar en el caos social en el qual vivim. Mireu si m'ha traumatitzat allò que no recorde ni el nom de l'espectacle. M'és realment impossible tornar a veure als de la Fura, però vaja, si assegureu que amb Metamorfosis estan més clàssics potser haguera pogut ser una teràpia de xoc per a mi...en fi, paranoies...

Phusa dijo...

Mandy,

No m´extranya que t´ho penses... Vas sentir lo que es la por, eh? Jooo! Mai he estat a una performance tan canyera. Està bé però no per sentir-ho, no més com una idea i per a que t´ho conten...

A la próxima ens documentarem però ja sabem que no es lo mateix en un teatre que en un pavelló que al carrer...

Ciao!

plastic dijo...

happy summercase phusa!

Phusa dijo...

Plastic! El summercase promete! Vaya cartel, eh?? ;-)